Viña Vik Vineyard

A los pies de los cerros Los Mineros, La Higuera y Medio se encuentra el Valle de Millahue, más conocido como “lugar de oro” (como lo llamaba el pueblo Mapuche), un extenso terreno verde entre quebradas, peumos y quillayes. Fue en este lugar donde un empresario noruego, Alexander Vik, compró cerca de 4 mil hectáreas con el fin de producir el mejor vino del mundo, dando origen a la lujosa viña Vik.

El empresario había recorrido más de 100 campos en Latinoamérica y cuando encontró este valle decidió que en este destino se llevaría a cabo su sueño: una viña premium, sustentable, un proyecto elite.

La idea era ambiciosa, porque contempla no sólo producir el mejor vino del mundo en la viña Vik, sino unir el arte y la sustentabilidad como pilares para proteger el medio ambiente. De esta manera, se utiliza luz natural en sus bodegas y se preocupa de que las botellas generen menos emisiones de CO2.

La viña Vik hoy cuenta con un restaurante con vistas a la montaña y al valle de Millahue. Su gastronomía se caracteriza por ser estacional, es decir, utiliza productos orgánicos de la zona y de su propio huerto. Además, cuenta con un hotel de lujo que utiliza elementos vanguardistas y extravagantes relacionados con el arte, con el fin de brindar una experiencia excepcional.

La base de este gran proyecto ha sido el buen uso de la tecnología y de la ciencia, siendo el vino una expresión del arte, acompañado de una verde naturaleza. Este orden visual es lo que ha llamado la atención a diversos medios nacionales e internacionales que buscan dar a conocer este secreto del corazón de Chile: la viña Vik.