Astronomía

Los aficionados al astro-turismo no pueden dejar de visitar la zona norte de Chile, que reúne un tercio de los telescopios que hoy existen en el planeta y que se ha posicionado como polo mundial en esta materia, principalmente por las condiciones climáticas (la sequedad del aire ofrece cielos limpios, con más de 300 noches despejadas al año) y la estabilidad institucional.

Por estas razones se construirá en el cerro Armazones de Chile, a 3.060 metros de altitud y a solo 20 km de Paranal, otro importante centro astronómico al este de Antofagasta, el European Extremely Large Telescope (E-ELT), el telescopio más grande del mundo que permitirá la búsqueda de nuevos planetas y estrellas, así como también la captura de imágenes para poder descifrar si existe vida en otros lugares del universo.

Ambos observatorios son operados por ESO, Observatorio Europeo Austral, que desarrolla actualmente otro importante proyecto, ALMA, a 5.000 metros de altitud, en las cercanías de San Pedro de Atacama.

No sólo los científicos pueden disfrutar de los limpios cielos chilenos y la contemplación del universo, también en tu viaje a Chile podrás visitar los observatorios astronómicos turísticos en el Valle del Elqui en cercanías de La Serena y Ovalle, como Mamalluca, Pangue, Cruz del Sur, Cerro Mayu y Collowara (en Andacollo). Si reservas con anticipación, podrás conocer los observatorios científicos de esta misma zona, Tololo y La Silla, que se consideran entre los más importantes del mundo, o Paranal, en la zona norte.

En las ciudades cercanas a los observatorios, La Serena, Vicuña, Andacollo y otras más, hay agencias de turismo que se encargan de los "viajes estelares" e incluyen transporte, comida, el equipo necesario y visitas guiadas por astrónomos amateurs, además de charlas educativas sobre el universo y las galaxias.