Chile travel

Destacan a Chile como referente mundial de astroturismo

Concientización del valor de los cielos para observar las estrellas, certificación como destino turístico Starlight y como primera Reserva Starlight del mundo, tematización de alojamientos y una red de miradores astronómicos, son parte de las características que identifican a La Palma, destino que forma parte de las Islas Canarias en España, y referente europeo del astroturismo.

Ana Castañeda, técnica en actividades turísticas y jefa de la sección de asuntos generales del servicio de turismo de la Palma, estuvo en septiembre en Chile, donde expuso sobre el desarrollo del astroturismo en la isla en el Primer Seminario Internacional de Astroturismo del país. En la instancia habló con Turismo Chile, profundizando algunos temas, como la estrategia de La Palma para posicionarse como un referente en el astroturismo y de su visión de cómo está Chile en esta temática.

El año 2010 vinieron a Chile desde la isla de La Palma. ¿Cuál fue el objetivo?
-El 2009, el año internacional de la astronomía, España cayó en una crisis turística, que nos afectó mucho en la isla de La Palma, porque no teníamos un producto diferenciador, sino que hacíamos una promoción de sol y playa, a la par que el resto de Islas Canarias. A raíz de esto, y tras la Conferencia Internacional de Starlight que se hizo el 2007 en la isla, donde se firmó la “Declaración Startlight de La Palma”, resurgió la necesidad de crear un producto vinculado con las estrellas, lo que había quedado olvidado con los años.

Así, se volvió a dar valor al hecho de que se podía ocupar el cielo como producto turístico, creándose mesas de trabajo: una a nivel técnico y otra a nivel institucional con distintos organismos involucrados. En las ferias internacionales buscamos a otros destinos turísticos que tuvieran el astroturismo como producto, con el fin de conocer qué tenían desarrollado, y saber dónde encontrábamos información de esto. En la Feria Internacional de Turismo de Madrid (FITUR) nos encontramos con Chile y con la Región de Coquimbo, y comenzamos a tomar contacto con ellos. Lo primero que hicimos fue una visita a la Palma con la gente de Coquimbo el año 2010, donde se hicieron conferencias y reuniones para hacer intercambios. De esa visita, se programó otra para nosotros, con la idea de ir a conocer la oferta astroturística de Chile en la Región de Coquimbo. Así, a finales del 2010 un grupo de cinco personas fuimos a conocer las iniciativas que se estaban desarrollando.

Visitamos observatorios, algunos alojamientos tematizados, tuvimos reuniones de trabajo y nos reunimos con empresarios de la región. A partir de ese momento surge una relación natural entre los dos destinos. Por nuestra parte conseguimos una financiación para hacer cosas en la isla, ya que se firmaron convenios con el Ministerio y el gobierno de Canarias a finales de ese año, y en el 2011 empezamos a implementar, para generar la tematización y empezar a trabajar el producto.

observatorioparanal_tocandoelcielook

¿Cómo encontraron que estaba Chile en términos astroturísticos, en ese entonces?
-Nos impresionó. Nos fuimos con ganas de llorar, ya que nosotros no teníamos nada de nada, y ustedes tenían tantas cosas. Tanto adelantado.
Conocimos algunos alojamientos tematizados, como el Hostal Apuwara, conocimos varios observatorios turísticos, como Cruz del Sur, Mamalluca y Collowara, y estuvimos en observatorios científicos, como Tololo.

En el ámbito científico no fue tanta la sorpresa, ya que en La Palma también tenemos observatorios de ese tipo. En términos más turísticos nos encontramos con que ya tenían una red impresionante de observatorios astronómicos y que toda la gente te decía que tenían un cielo estupendo, que era el mejor cielo del mundo. Hablaban con respeto y con ilusión del cielo y del producto astroturístico. Había conciencia ciudadana. Nos asombró que la gente hablara así, y el hecho de que ya tenían algunas iniciativas de tematización en restaurantes y alojamientos.

De eso casi seis años. ¿Habían vuelto a Chile?
-No habíamos vuelto hasta ahora. En la isla hemos tenido de visita a un representante de Coquimbo en reuniones de trabajo y en algunos seminarios que hemos hecho, ya que queríamos que nuestra gente también se concientizara y viera lo que se puede llegar a hacer.

Ahora que estás acá, ¿sientes que Chile ha avanzado?
-Es impresionante la señalización de carretera que tienen de la ruta Gabriela Mistral. Hay cosas que mejorar claro, como lo que conversamos en una reunión sobre señalizar los elementos de observación más cercanos a los alojamientos tematizados. También he visto nuevas iniciativas como Alfa Aldea, ahora Mamalluca tiene una parte nueva y hay pequeñas iniciativas privadas. He visto avance.

En poco tiempo ustedes lograron un avanzar bastante…
-Cuando no tienes nada, es fácil destacar, porque ves la proyección. Nosotros hemos andado un camino muy importante, de no tener nada, a tener lo que tenemos en seis años. Uno de los aspectos importantes es la concientización a nivel ciudadano y político, y este último está interesado en el producto astroturístico.

El trabajo que han realizado tiene un elemento de visibilidad importante…
-También fue algo que surgió en el momento adecuado. Con la creación de la Fundación Starlight, se le da visibilidad a los destinos que se van certificando, como ocurrió con La Palma. Entonces, nos han tomado como un referente a nivel europeo. Incluso de Canadá fueron para ver cómo habíamos hecho la tematización. Eso también nos ha ayudado. Pasamos de no tener un producto definido, a contar con algo que nos está empezando a destacar, lo que hizo que el gobierno regional también se involucrara.

La Palma y Chile son dos destinos que no son comparables en cuanto a tamaño. El trabajo de concientización para nosotros ha sido más fácil, porque aquí es más pequeño. La oferta astroturística que tenemos está controlada, la conocemos y está dentro de nuestro plan de acción. En los ayuntamientos, por ejemplo, hemos aplicado la ley del cielo, y ellos son conscientes de que hay que aplicarla. Hace años se viene concientizando que es necesario y obligatorio, porque los observatorios lo necesitan. Lo que pasa, es que el resultado y la visibilidad de ese trabajo, al aplicarle un cuento turístico, la infraestructura de los miradores y los senderos, junto con la tematización de las empresas y las tiendas de souvenir con merchandising del tema, genera visibilidad para el turista que pasa.

El tema es atractivo y la prensa local le da dado mucha relevancia, como lo ha hecho también el Ministerio de Turismo, que nos ha dado un premio nacional como destino emergente por la creación de un producto estrella. Todo esto te va situando en un plano de visibilidad, que antes no teníamos.
A nivel político y administrativo se ha tomado consciencia de esto. Ahora mismo se está apostando por ejecutar esos proyectos de astroturismo que se solicitaron, como el del observatorio astronómico, y la caseta de observación que se va a construir.

Cuando hay efemérides puntuales, siempre van a salir esos destinos más destacados, como los mejores lugares del mundo para observar las estrellas, por ejemplo. Ese tipo de reportajes nos ponen en la palestra y nos dan visibilidad. La prensa a nivel nacional e internacional ha tomado un interés extraordinario sobre el astroturismo, y empezaron a mencionar Chile por un lado y a España, por el otro. Parece que el astroturismo es un tema que está de moda, y las modas tienes que aprovecharlas.

En Europa, toda la vida se ha hecho observación astronómica, pero que un destino se certificara, se tematizara y se incorporara así al mercado como producto, no se había hecho en ningún sitio que conozcamos. Somos conscientes que también ha sido cuestión de circunstancias y de un poco de suerte, ya que todo se ha ido dando.

Observatorio Las Campanas

Observatorio Las Campanas

¿Pese a eso sienten que Chile está mejor posicionado en cuanto al astroturismo?
-Sí. Es que en Chile lo tienen hecho hace años. Por ejemplo, Mamalluca lleva casi 20 años de funcionamiento. Entonces, nosotros llevamos años de retraso.  Nosotros no tenemos las grandes infraestructuras que ustedes tienen, lo que conforma una red potente de observatorios turísticos, que nosotros ya quisiéramos.

¿En La Palma no tienen observatorios turísticos?
-No tenemos observatorios turísticos aún. Lo que hacemos es realizar tours en los miradores astronómicos, donde se montan los telescopios portátiles, y se hace la actividad. En Chile la oferta turística es más completa, ya que tienen un montón de oferta disponible.
En La Palma más del 40% de la superficie insular está protegida. Como el observatorio turístico que vamos a hacer está dentro de un espacio natural protegido, hemos tenido que ver un montón de requisitos legales. Entonces, cualquier iniciativa que quieras no es tan fácil. En Chile lo tienen fácil en cuanto a la superficie.

¿Qué crees que le falta a Chile en cuanto al astroturismo? ¿Y qué consideras necesario para seguir mejorando?
-Yo intentaría, si están hablando de crecer y atraer mercados turísticos, de pensar en la construcción en parámetros más europeos. Si bien hay clientes de todo tipo, también es verdad que hay quienes no van a estar cómodos en un camping, porque prefieren el hotel. Hay establecimientos muy buenos, donde se están haciendo iniciativas con telescopios y cúpulas, quizás ahí se podría hacer un alojamiento más hotelero, lo que podría mejorar la imagen. De todas maneras esto es relativo según el mercado.
¿El convenio que tienen con Coquimbo busca generar una red de destinos astroturísticos?
-Sí. Pretendemos contar con estándares de calidad. La idea es que no cualquier zona se pueda certificar como zona astroturística o Starlight. Deberían tener unos mínimos, como alojamientos tematizados, en infraestructura, etc. Ahora somos conscientes, que tanto la región de Coquimbo como La Palma tienen unos mínimos.
Entonces, la idea no es competir, sino ser destinos complementarios…
-La idea es colaborar para marcar una diferencia y poder tener un estándar digno y de calidad. Estas dos zonas son punteras en el hemisferio norte y sur. Queremos seguir manteniéndonos así.
También buscamos asesorarnos, aconsejarnos, colaborar, hacer eventos potentes de astroturismo para hacer concientización y que nos mantengan en la palestra, para que nos nombren de vez en cuando y así mantenernos presentes en los medios de comunicación.



Inscrição newsletter