Chile travel

Vuelve el teleférico, atractivo ícono de Santiago

“¡Mamá. Papá! ¿Uno se puede subir a eso?”, dice una pequeña niña, que mantiene su mirada fija hacia arriba, con ojos sorprendidos y con la boca abierta, mientras camina de la mano de sus padres por la calle Pedro de Valdivia Norte en Santiago. Y es que ahí se puede ver parte del circuito del nuevo atractivo turístico de la capital de Chile, el teleférico del Parque Metropolitano de Santiago, también conocido como Cerro San Cristóbal.

Los llamados “huevitos” del teleférico fueron un clásico en la historia de la capital de Chile. Estas particulares cabinas de colores, que aparecieron en el año 80 y que permitían ver la ciudad en movimiento desde las alturas en el Cerro San Cristóbal, están dentro del recuerdo colectivo de todos los santiaguinos. Hoy el teleférico cuenta con una versión 2.0, que apareció con la reinauguración de este ícono de Santiago.

Cuarenta y seis cabinas azules, rojas y verdes, para seis personas cada una, además de ocho portabicicletas, donde se pueden subir hasta cuatro bicicletas, es lo que se ve circulando en el recorrido del teleférico, que cubre más de dos kilómetros y que dura alrededor de 15 minutos. Sus tres estaciones cuentan con accesibilidad universal, ramplas y ascensores de acceso: la Estación Cumbre está cerca de la cumbre del Cerro San Cristóbal; le sigue la Estación Tupahue, ubicada cerca de la piscina del mismo nombre; y luego la Estación Oasis, cerca del acceso de la calle Pedro de Valdivia Norte en Providencia.

Teleferico Santiago

Teleferico Santiago

Luego de que los visitantes se suben a las cabinas, éstas van saliendo de las estaciones, y es en ese momento en que se produce un pequeño vaivén, el que marca el inicio de la trayectoria en el Cerro San Cristóbal. Durante el recorrido se puede ver y disfrutar de una buena parte de Santiago y de la inmensidad de la Cordillera de Los Andes. Un detalle. Si se inicia la experiencia desde la Estación Cumbre, se puede disfrutar aún más de la panorámica que ofrece la ciudad, ya que las cabinas cuentan con un gran ventanal en su lado derecho, ideal para sacar fotografías desde las alturas.

Las nuevas cabinas se destacan por su tecnología, ya que fueron hechas pensando en el confort y seguridad de sus usuarios. Cuentan con panel solar, sistema de ventilación, el que permite estar a gusto y sin sentir las temperaturas del verano, intercomunicadores para contactarse con los operadores y asientos abatibles para el acceso y traslado de personas con sillas de rueda, coches con niños pequeños y personas con movilidad reducida y requerimientos especiales. También fueron renovados otros elementos del teleférico, como el cableado, las torres, entre otros.

Pronto se habilitarán dos cafeterías en las estaciones Oasis y Tupahue, y un restaurante en la estación Cumbre. También habrá ocho buses, que ayudarán en el acceso.

El teleférico funciona de martes a domingo desde las 10:00 a las 19:45 horas.

Valores:

De martes a viernes:

1 tramo: $ 1.310.

2 tramos: $ 1.910.

Ida y vuelta: 2.510.

Fines de semana y festivos:

1 tramo: $ 1.570.

2 tramos: $ 2.290.

Ida y vuelta: 3.010.