Como somos los Chilenos

Según cifras del Banco Mundial, la población chilena asciende a 16.970.265 personas distribuidas en un territorio que cumplió 200 años de independencia en septiembre del 2010.

Los chilenos del siglo XXI son fruto del mestizaje de la conquista española con los pueblos originarios que estaban históricamente en esta zona continental. Un 93,4% de la población es mestiza y/o criolla, mientras que un 6,6% se declara miembro de los pueblos originarios.

Provienen principalmente de la antigua inmigración española y de las inmigraciones europeas ocurridas desde el siglo XVIII hasta el siglo XX en conjunto con los pueblos mapuches y aymaras que fueron los principales pobladores de la geografía nacional.

Distribuidos mayoritariamente en la zona central del país –Santiago, Concepción, Temuco y Valparaíso-Viña del Mar como principales urbes –los habitantes de Chile trabajan principalmente en la producción de materias primas en áreas como la minería, la agricultura, la agroindustria y la pesca. Otro importante factor económico es el turismo que ha crecido sostenidamente desde la recuperación de la democracia. Chile tiene un PIB (producto interno bruto) de US$14.992 per cápita.

Chile tiene un gobierno democrático, con elecciones periódicas que cada 4 años eligen a un nuevo Presidente, principal figura del poder Ejecutivo, y a senadores y diputados, integrantes del Congreso Nacional o poder Legislativo. Desde 1989, el proceso democrático fue recuperado luego de 17 años de gobierno militar, reactivando una tradición republicana que ha permanecido prácticamente inalterable durante 200 años.

Los chilenos poseen una escolaridad promedio de 10 años y la tasa de analfabetismo es una de las más bajas del continente con un 3,9% de la población que no sabe leer y/o escribir. En contrapunto a ello, Chile ha contado con dos premios Nobel de Literatura: Gabriela Mistral y Pablo Neruda. En cuanto a la salud, la esperanza de vida de los chilenos llega a los 79 años, con bajas tasas de mortalidad infantil (7,9%) y desnutrición.

Eso en las cifras. La identidad del chileno en tanto es algo para descubrir y experimentar por los viajeros, existiendo claras diferencias entre los siempre apurados habitantes de las grandes ciudades y los de los poblados de valles, costa y montañas, donde el ritmo de vida se tranquiliza y los tiempos se alargan.

Básicamente, y a manera de pincelada, la gente de Chile es amable, abierta a los visitantes extranjeros –a pesar de que sólo un 8% de ellos habla inglés con relativa fluidez– y con fuertes raíces de identidad con el campo chileno; su principal figura es el "huaso", sinónimo del campesino local que es característico por su simpatía e ingenio.

El chileno se caracteriza por su forma de hablar el español rápidamente y pronunciando poco o casi nada las letras finales, como la "s", incluyendo una serie de modismos y palabras inventadas que siempre renueva y que incluyen una fuerte dosis de humor y picardía. El viajero puede perderse un poco con esta manera de hablar, pero los nacionales son felices de hacerle conocer y entender su significado y uso.

Visualmente los rasgos físicos más distintivos es el color moreno o mate de la piel, una altura mediana (1,60 m mujeres-1,70 m hombres), cabello negro y contextura media a gruesa.

Idioma

La lengua oficial de Chile es el español. No obstante ello, hay una variación idiomática que "chileniza" al español otorgándole nuevas palabras y acepciones. En Chile también se habla mapudungún, el idioma de los mapuches, aymara, en la región andina del norte del país, y rapanui, en la polinésica Isla de Pascua.

Religión

Según el último censo de 2002, 7.853.428 de los chilenos de 15 años o más se declaró católico, equivalente al 69,96% de la población total. Un 15,14% se declara evangélico, un 1,06% como testigo de Jehová, un 0,92% como mormón y un 0,13% como judío. Un 8,3% del país se declaró como ateo o agnóstico, mientras un 4,39% afirmó seguir otra religión.

Costumbres

Fiestas: Chile es un país de fiestas, las que tienen dos matices principales: las de carácter religioso y las de aniversario de ciudades y pueblos, mayoritarias en temporadas estivales. Hay muchas a lo largo y ancho del país, sin embargo, destaca a nivel nacional el rodeo, en que una pareja de "huasos" montados en caballos persiguen y atajan un novillo, que es una de las fiestas campesinas más representativas de Chile. Días especiales son el 18 y el 19 de septiembre, feriados nacionales en que se recuerda la Primera Junta de Gobierno de 1810, la génesis independentista nacional, y las Glorias del Ejército. En estas fechas se realizan una serie de festejos populares en parques o sitios donde se colocan varios locales o"ramadas" con comidas típicas y bailes tradicionales.

Coloridas fiestas religiosas, de raíces aymaras, incas y católicas, abundan en la zona norte, en el desierto de Atacama y pueblos del altiplano, siendo la más famosa la fiesta de la Tirana. También en Chiloé ("tiradura de casas"), en caletas pesqueras (fiesta de San Pedro), ciudades como Valdivia (semana valdiviana) o Valparaíso (gran fiesta de fuegos artificiales y barcos iluminados el 31 de diciembre), en los campos de la zona central (fiesta de la trilla) y en los valles productores de vinos (fiestas de la vendimia).

Comidas: En Chile se toma un desayuno sencillo, un almuerzo más abundante y la "once" u hora del té, que sucede entre las 5 y las 6 de la tarde y que reemplaza muchas veces a la cena. El pan es un ingrediente fundamental en la dieta chilena, siendo los más populares las hallullas, las dobladitas y la marraqueta, conocidas también como pan francés.

Entre los platos locales más famosos está la cazuela (abundante sopa de vacuno o de ave que incluye un trozo de zapallo, una papa, un trozo de choclo, porotos verdes y arroz), los porotos con riendas (las "riendas" son fideos), las humitas (maíz cocido y molido aderezado con cebolla y envuelto en las hojas de la planta), elpastel de choclo (similar pero cocido al horno en fuentes de arcilla cocida, tradicional artesanía de la zona central y sur de Chile) y las empanadas de pino (masa rellena con carne, cebolla, huevo cocido, pasas de uva y aceitunas) o de mariscos, además de abundantes platos basados en pescados mariscos frescos, y el curanto de Chiloé (cocimiento de carnes de vacuno, cerdo y pollo con mariscos, que se colocan por capas en un hoyo cavado en la tierra, sobre piedras calientes y tapados con hojas de una planta local llamada nalca, para que se cuezan al vapor).

En la comida cotidiana chilena los ingredientes más populares son las carnes y mariscos, el arroz, las papas y zapallo, la cebolla y el ajo, los tomates y verduras verdes como lechugas, cilantro y perejil. Los condimentos más usados en los hogares chilenos son el ají, el "ají color" (tipo paprika), el ajo y el comino. En los últimos años se ha popularizado el merkén, condimento típico mapuche que consiste en un tipo de ají llamado "cacho de cabra", por su tamaño, secado al sol, ahumado y molido, condimentado con semillas de cilantro. Hoy es producto de exportación.

Entre las bebidas destacan el vino, el pisco (destilado de uva) y la chicha (fermento artesanal de manzana o uva). De postre, el mote (trigo cocido) con huesillos (duraznos deshidratados en almíbar). Dentro de los sándwiches, especialidad chilena, hay una enorme variedad de tipos y nombres: el "chacarero", carne con tomates, porotos verdes y ají (opcional), los "lomitos", derivados de las tradiciones de los colonizadores alemanes (carnes de cerdo cocida, con mayonesa, palta, tomate o chukrut), los tradicionales Barros Jarpa (jamón y queso a la plancha) y Barros Luco (churrasco de vacuno con queso derretido), estos dos con nombres que aluden a personajes políticos de principios del siglo XX, y los "completos", popular versión chilena aumentada y corregida de los hot dogs norteamericanos (salchicha, mayonesa, tomate picado, palta, chukrut).

Deportes: El rodeo es el deporte nacional (no está comprobado si el más popular es el rodeo o el fútbol), que se practica en una "media luna" (similar a una plaza de toros pero de menor tamaño), donde una pareja de huasos montados en sus caballos atajan novillos sumando puntos.

El fútbol sin embargo es el tema del día, y concentra las miradas y noticiarios locales, siendo los clubes más populares a nivel nacional Universidad de Chile, Colo-Colo y Universidad Católica, aunque hay equipos locales a lo largo de todo Chile, en ciudades, pueblos y barrios, todos con fervientes seguidores.

Artesanía: La más conocida por los turistas es la realizada con lapislázuli, una piedra semipreciosa de color azul sacada desde la precordillera de la región de Coquimbo. Aunque bastante industrializado, el trabajo con esta piedra se luce en joyas y adornos con figuras de animales, jarrones y mosaicos. El lapislázuli sólo existe en Chile y en Afganistán.

Pero Chile tiene artesanos en todo su territorio, que crean piezas de alto valor cultural y artístico en tejidos de lana (de alpaca, vicuña, oveja), arcilla cocida, piedra volcánica, joyas de crin de caballo teñido, tallados en maderas nativas y objetos de metales como cobre y plata. La artesanía chilena autóctona es de las pocas que aún conserva tradicionales técnicas de fabricación, teñidos con tinturas naturales de raíces y frutos y trabajo 100% manual.

Idiosincrasia

La idiosincrasia son los rasgos, temperamento, carácter y otros elementos distintivos y propios de un individuo o de una colectividad. Bajo esta premisa podemos caracterizar a la gente de Chile como solidaria, amable y bien intencionada con los extranjeros. En grandes desgracias nacionales como terremotos o el caso de los 33 mineros, el espíritu nacional ha tendido a la unión solidaridad.

Igualmente, los chilenos tienen un amplio respeto religioso visible en las celebraciones más grandes dedicadas a la Virgen María, en el caso de los católicos, o en los Te Deums evangélicos. Así mismo hay un respeto a las instituciones públicas, policiales y económicas. A pesar de que por mucho tiempo se ha considerado a Chile como uno de las naciones más conservadoras de Sudamérica, se ha desarrollado durante las últimas dos décadas –junto a un crecimiento económico sostenido y una mayor apertura al exterior– una mayor apertura hacia las minorías sexuales, religiosas y sociales.

Los chilenos son de juntarse en familia o con amigos a celebrar por cualquier motivo; excusas no faltan. Aunque el sistema económico-social actual pareciera valorar más lo externo que lo interno (status social, marcas de ropa y automóviles, barrio donde se vive, nivel de ingreso, acceso a bienes de consumo y nivel educacional según estratificación social dada por el prestigio social de colegios y universidades), los chilenos en general aprecian con orgullo, todos por igual, la geografía y naturaleza del país, considerando a la Cordillera de Los Andes, la Isla de Pascua, el Desierto de Atacama, los lagos y volcanes, las caletas pesqueras, la Isla de Chiloé y la Patagonia como lo más representativo de la nacionalidad. Y, sobre todo, reconocen y aprecian un espíritu colectivo luchador, solidario y optimista frente a las dificultades que presenta la naturaleza, las que por la topografía (vivir colgando entre la Cordillera de Los Andes y el Océano Pacífico) y situación respecto a las placas de Nazca y Sudamericana, son muchas y muy frecuentes.

Dentro de los rasgos negativos hay una forma tradicional de hacer las cosas "a la chilena", que significaba a última hora o provisoriamente. Es un rasgo de improvisación, de afrontar los problemas con la solución del minuto –la mayor parte de las veces con grandes dosis de creatividad e ingenio– pero con poca visión de futuro. Sin embargo, esta característica está cambiando rápidamente y generándose un sentido de compromiso que se ha visto refrendado en el gran prestigio económico y social que ha obtenido Chile en el extranjero.

Hacer la cosas a "a la chilena" cada día significa más hacerlas bien, con seriedad, eficientemente, con cumplimiento de plazos y exigencias de calidad internacional. Lo demuestran los productos de exportación chilenos y las inversiones chilenas en industrias, servicios, tecnología, comercio y agroindustria en el extranjero.

Vestimenta

En Chile, el vestir es mayoritariamente casual, excepto en situaciones sociales formales o en reuniones de negocios. Se recomienda ropa gruesa, de abrigo, repelente al agua para las épocas de otoño e invierno y más liviana durante la primavera y el verano.

Sistema métrico

Las unidades de medidas utilizadas en Chile de longitudes, volumen, peso y área corresponden al sistema métrico: metros y kilómetros, litros, kilos, gramos y miligramos, centímetros, metros y kilómetros, kilómetros cuadrados, y hectáreas.

Historia y Novedades en Chile

Volcán Villarrica es elegido entre los más fotogénicos del mundo - Chile Travel

Volcán Villarrica es elegido entre los más fotogénicos del mundo

Según el sitio web de noticias de CNN, el Volcán Villarrica está entre los 10..

25/09/2014
Chile ganó la sede de la cumbre mundial de turismo aventura 2015 - Chile Travel

Chile ganó la sede de la cumbre mundial de turismo aventura 2015

Grandes atractivos turísticos, bellezas naturales y geografía de extremos son parte de las razones por..

22/09/2014
Chile ocupa 2do lugar en ranking de agencia líder en viajes de lujo - Chile Travel

Chile ocupa 2do lugar en ranking de agencia líder en viajes de lujo

Virtuoso es una de las redes de turismo de lujo más extendidas del mundo y..

22/09/2014
Ver todas las Novedades